miércoles, 5 de diciembre de 2012

Cómo crear un Plan Promocional


Toda empresa necesita, en algún momento de su existencia, un Plan Promocional que le permita atraer nuevos clientes, dar a conocer sus productos o servicios y, por supuesto, aumentar su cifra de ventas.

Sin embargo, en muchas ocasiones, la actividad promocional es considerada una actividad secundaria, marginal, dependiente de un exceso de tesorería o de una necesidad puntual. De esta forma, gran cantidad de empresas se limitan a ofrecer rebajas en época de rebajas, a felicitar la Navidad en Navidad y, en el mejor de los casos, a insertar una cuña de publicidad en radio de vez en cuando.


La actividad promocional debe estar planificada, recogida en un documento que, idealmente, esté ligado al Plan Estratégico o de Marketing de la empresa. Sólo de esta forma, las acciones promocionales tendrán sentido y coherencia con la actividad general de la misma.



Por tanto, y de acuerdo con la estrategia comercial de la empresa, es necesario, en primer lugar,  definir los objetivos de la actividad promocional. Estos objetivos pueden abarcar una gran cantidad de aspectos, y, desde luego, deberían explicitar el segmento de clientes a abordar, como por ejemplo:

Atraer nuevos clientes mayores de 65 años y clase alta
Fidelizar a los actuales clientes de entre 35 y 45 años de clase media
Explorar nuevos segmentos de clientes
Aumentar las ventas de una determinada línea de productos
Aumentar las ventas en un determinado territorio
Reducir stocks, etc.

Además, es importante que estos objetivos estén concretados en el tiempo, y que cubran toda una temporada. En algunos casos, todo un año. Así, por ejemplo, un objetivo típico sería reducir la estacionalidad de las ventas en el mes de agosto.

Una vez concretados los objetivos de acuerdo con la estrategia de la empresa, llegaría la hora de pensar en las acciones. Es aconsejable que las acciones promocionales sean concretas, que tengan coherencia y relación entre ellas, que aprovechen las ventajas de la relación multicanal y, por supuesto, sean acordes a la estrategia e imagen de la empresa.  A veces las acciones recurrirán a técnicas como el upgrading o la venta cruzada.

Es aquí donde es más necesaria que nunca la creatividad: Eslóganes originales, diseños llamativos, carteles atractivos, campañas virales… Un mundo de posibilidades para conseguir realizar un óptimo Plan Comercial.

1 comentarios:

  1. entonces no es posible un plan promocional sin tener un plan de marketing?

    ResponderEliminar